Abbas Kowsari, Police women academy
Ilustración 1: Police women academy, Abbas kowsari, 2006, fotografía digital.

“Police women academy”, un intento por no dejar caer la imagen.

“Police women academy” es una impactante serie de fotos logradas por el fotógrafo iraní Abbas Kowsari en el año 2006, y que presenta el primer escuadrón de mujeres policía de la historia de Irán durante su ceremonia de graduación. Se trata imágenes que, aunque reales, rozan el mundo de la fantasía y lo ficticio y nos sumergen en la captura de un performance en todo el sentido de la palabra. Sin embargo, de todas las fotografías hechas por Kowsari durante la ceremonia, hay una que destaca por encima de las otras por su velo de misterio y encanto, y porque, justamente, logra manifestarse como una imagen que está entre lo real y lo irreal.

 

En el año 2003, el Ayatollah Ali Khamenei le dio un permiso al cuerpo de policía de Teherán para crear el primer comando de policías mujeres, quienes, después de tres años de entrenamiento, estaban listas para realizar su ceremonia de graduación pública junto con toda la parafernalia, espectáculo y pathos que caracteriza a la sociedad iraní. Abbas Ilustración 1: Police women academy, Abbas kowsari, 2006, fotografía digital. Kowsari, para el año 2006, ya era un fotógrafo reconocido en el ámbito del fotoperiodismo y la fotografía de calle en Irán, motivo por el cual cuando se iba a realizar la ceremonia de graduación, fue invitado a ejecutar el registro del evento. Sin embargo, lo que nadie esperaba, incluyendo él mismo, era que las imágenes que iban a salir de su cámara se transformaran en las tremendas fotografías que conocemos hoy en día. En una entrevista tomada por la Public Delivery magazine dijo:

 

“Policewomen performed many martial arts and chase routines, including climbing walls and jumping out of the windows of moving cars. But after he stepped down, that training was eliminated. Last year’s ceremony was limited to a parade, speeches, target practice, and the loading of revolvers by blindfolded policewomen graduates. No photographers were allowed.”(Abbas Kowsari’s Surprising Photos of Veiled Female Police Squad in Iran – Public Delivery, n.d.)

 

Con las palabras del fotógrafo iraní, y sin siquiera conocer las fotografías, casi que podemos imaginarnos escenas de películas de acción y aventura, solo que con el ingrediente visual de la vestimenta fundamentalista femenina de la sociedad iraní post revolución. Ahora bien, la imagen a la que hago referencia y que es la que en mi opinión condensa de manera espectacular todo un discurso visual, es una fotografía tomada de un grupo de cuatro mujeres que descienden haciendo rappel por la fachada de un clásico edificio persa. Dos por el lado derecho y las otras dos por el costado izquierdo, la zona del edificio en la que concentran su descenso es, en apariencia, una pared de piedra de tonos claros, lo que permite que la inconfundible vestimenta de los “chadores” 1 se manifieste con todo su poder visual.

 

Las tres ventanas redondas que hay a cada lado de la imagen contrastan con el resto de ventanas rectangulares, generando un dialogo similar al contraste que existe entre los cuerpos de las mujeres y la lógica del edificio en tanto estructura rectangular. De hecho, las ventanas redondas además de cerrar la imagen, también se asemejan mucho a los “chadores” de las mujeres cuando están sueltos y nadie los está utilizando, puesto que, si se los extiende y se los mira desde una posición cenital, la parte en la que va la cabeza de la persona resulta sorprendentemente similar a la de las diminutas ventanas redondas que se encuentran dentro de las ventanas circulares más grandes. Además, las dos mujeres de arriba en la parte izquierda, entran en sincronía con las dos ventanas rectangulares que tienen un marco verde y cuya superficie es lisa, igual que las dos mujeres de la parte inferior derecha con las ventanas rectangulares que tiene el edificio al costado derecho y que están más o menos a la altura de ellas. Es casi como si las ventanas nos dieran una pista visual de todo lo que ocurre. Kamran Rastegar, a propósito de la exposición “Iran Inside out” realizada en el Chelsea Art Museum en Nueva York en el año 2009, y en donde justamente participó Abbas Kowsari con una de sus fotos de la serie “Police women academy” escribió lo siguiente: “La cultura visual iraní contemporánea, desde una variedad de ubicaciones y perspectivas, ofrece un grado de complejidad cuando se trata de contrarrestar los conceptos binarios que se encuentran en nociones como la modernidad (internacionalismo) y la tradición (regionalismo) “.(Rastegar, 2009, p. 346).

 

Kowsari logra justamente eso con esta imagen, una suerte de balance extraño entre lo moderno y lo tradicional. Una imagen que alude al siglo XXI pero cuya sensación visual, tanto a nivel arquitectónico como de vestimenta nos remite a lo tradicional y al pasado. La imagen, por esta razón, genera en la mirada del espectador despistado un quiebre que obliga a mirarla de nuevo y con mucho detenimiento. Obtiene, en palabras de W.J.T. Mitchell, un “efecto medusa”, los espectadores nos quedamos pasmados, paralizados como una piedra durante unos segundos o minutos puesto que nos ofrece, además, un abanico de sensaciones que va desde lo cómico -ya que debe ser incómodo y poco útil hacer rappel vistiendo un chador-, hasta lo sorprendente cuando nos percatamos de que la imagen que estamos viendo realmente ocurrió. Pero ¿qué quiere realmente esta imagen? Yo se los respondo, esta imagen busca: equilibrio, balance. Tanto del pasado con el presente, como de lo real con lo ficticio, busca, literalmente, no caerse.

 

La razón por la cual la imagen se ve tan extraña -además de lo sorprendente que resulta ver un grupo de mujeres iraníes haciendo rappel mientras cargan pistolas y hasta fusiles- , es por el ángulo en el que está tomada la fotografía, Kowsari, por obvias razones, tuvo que tomar una foto en contrapicado puesto que él se encontraba en el piso, y para enmarcar a las mujeres dentro de la fotografía, decidió cortar el techo de la toma (una decisión seguramente inconsciente pero muy acertada). Lo que hace que la imagen esté como recostada hacia atrás, como si se fuera a caer, casi que parece el telón de fondo de una obra de teatro, y lo que hacen las mujeres de forma incansable con las cuerdas, más que descender, es utilizar todo el peso de sus cuerpos en un intento inagotable por no dejar caer esa imagen, porque si la imagen se cae, también lo hacen ellas. La foto de Abbas Kowsari es la búsqueda de la imagen en sí misma por no dejar caer ese intento femenino de equilibrio, y todo, absolutamente todo, colabora en esa causa, las mujeres, su ropa, el edificio, las ventanas, las cuerdas, y, sobre todo, el ángulo.

 

Referencias:

 

  • Abbas Kowsari’s surprising photos of veiled female police squad in Iran –

Public Delivery. (n.d.). Retrieved July 13, 2021, from https://publicdelivery.org/abbaskowsari-police-womenacademy/?__cf_chl_managed_tk__=4e851f8a6b0e36af5c578116c2bd8fcf09f9f326 -1626183527-0- AePTYArk6yYn_G6CMbFApzO_6yyoM_gfO8MkqBnJsjijycmuBtDP1TMhd4eS z4PY5eKm_xrZ2iXJ-JeswYq1- UkaxRXKQdPLdzydUCB_hUKey8YFVJOwYsFeF05e1h54uDjmeVxjR0LB6jjjlBGqjQ02p9INHZRv0h15KqniSIqQEDyjRgStDVYz9DZqWpSqHsxXy7UUiXZD45nm2I-k2R5gpXVgPwjlyGm2lcUKiJepDbfO2CXh7ITa6SDC_f74hvkQ6d5VIGC8rN6i3X024NcNwnc9hGUaUpMdNVSGgZvFGriLDD_rEgay0CX mgAunfT8RhxKdTkQ_J8mhalFUls7- VzpL5aMDcSy6AVmXRqL2_I5ZB2LB3ES2i4TES2- jdPRB33IkEWorVEaZQn1rmX6tLZ-l5u8o9LVbzxqbtYKfJPlNINssOIFBuTVimTz1-EzZ0-4MKd5kfIuseQPkC6CqAQILW2SSiqXehgy1syBSMLHxJ_JY7wMrpzaTA8lCK5uL2tqq7rvlFhOmoQ1E7XOKS5i3e2pP8TRtXpc Ha3gFglDMpBdWU6gXBmZeFquDuOMHr4E8MqajEMfoYslGtAdoXWBuMRj pxwpZzUlMDmNNnM15yZJUdeu8GjQQL8eH8pPgynTSJw6bC5_bxeYrXUZm HXGYVH_jRSRIVC7

  • Mitchell, W. (1996). ¿Qué quieren realmente las imágenes? Chicago: October, Vol. 77 pp. 71-82.
  • Show, G., Museum, C. A., City, N. Y., & Languages, A. (2009). Iran inside out. 345– 350.

Comparte



    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *